Tendencias: todo lo que necesitas saber

577

La crisis sanitaria global ha cambiado la manera en que las personas trabajan. Las empresas han transformado radicalmente sus esquemas y procesos, experimentando en áreas completamente nuevas. Para el caso de los trabajadores esenciales, es imposible pensar ir a trabajar sin máscaras y no cumplir con las normas de higiene y de distanciamiento social. Para muchos otros, el trabajo remoto se ha convertido en la nueva normalidad. Por último, las tiendas de comercio electrónico y la innovación en la educación a distancia y la telemedicina han sido claves durante este período. 

Pero, ¿cuáles han sido los cambios más significativos que hemos experimentado desde el comienzo de la pandemia? 

Una sociedad hiperconectada

Sin dudas, este momento histórico habría sido completamente diferente si no existiera Internet. La posibilidad de mantenernos conectados ha logrado expandir las fronteras de las naciones y de los negocios. Además, miles de empresas han tenido que adaptar sus procesos al teletrabajo. Algunas compañías han generado sus propias plataformas. Otras, han decidido utilizar las herramientas que brindan aplicaciones como Google Meet o Zoom, para llevar a cabo reuniones entre colegas. 

En definitiva, la tecnología ha permitido establecer nuevos modelos de trabajo para que las compañías continúen operando con éxito. Las teleconferencias con clientes, colegas e incluso amigos, presentan un esquema eficiente y a la vez futurista de lo que se viene en los próximos años.

Mercados en baja

Si bien el crecimiento del comercio electrónico ha sido notable durante la pandemia, la industria de la moda ha sufrido sobremanera. Por dar solo un ejemplo, Inditex, dueño de Zara y Massimo Dutti, ha decidido cerrar 1200 tiendas e invertir 2,7 billones de libras en tecnología. 

Porque lo cierto es que los negocios que han podido montar sus tiendas de manera online han logrado mejores resultados que aquellos que no. Muchos negocios no han logrado mantenerse actualizados en sus sistemas de pago, aplicaciones y presentación digital. 

Además, el cierre de comercios se ha vuelto usual, al menos hasta que se establezcan nuevas regulaciones. De manera general, el alto precio de los alquileres y los servicios en las calles principales de los centros comerciales, han sido algunos de los motivos del cierre de miles de tiendas alrededor del mundo. 

Sin embargo, este panorama incierto, con la posible pérdida de miles de puestos de trabajo en el sector, también brinda una oportunidad para los pequeños y medianos empresarios de la moda, que enfrentan con mayor libertad las transformaciones tecnológicas de la industria. 

En conclusión, el éxito de las compañías reside, de alguna manera, en la capacidad de innovación, creatividad, y capacitación técnica de sus recursos humanos.

No hay comentarios

Dejar respuesta