Préstamos personales: una opción para arrancar tu negocio

128

Para muchas personas, iniciar el negocio que llevan tiempo soñando o planificando tener puede volverse cuesta arriba cuando se trata de ahorrar o conseguir la cantidad de dinero necesaria para poder empezarlo. Sin embargo, existen métodos que pueden ser muy eficaces para cruzar esta barrera y obtener el financiamiento debido: los préstamos personales.

Aunque puede sonar un poco arriesgado para algunos o tal vez la palabra “préstamo” pueda asustar a otros, realmente existen muchas ventajas que pueden ser consideradas para tomar la decisión de pedir un préstamo personal e iniciar de una vez por todas con ese negocio que queremos emprender.

Pero antes de que valores todas las ventajas y también conozcas cuáles podrían ser las desventajas de esta alternativa, te preguntarás exactamente de qué se trata un “préstamo personal”.

Y es que la definición de un préstamo personal está completamente resumida en su propio término: es cuando una persona o ente entrega a un individuo algún tipo de activo (normalmente dinero) bajo ciertos acuerdos (que pueden ser contratos diversos), con el compromiso de ser retornado y obteniendo intereses (costo del crédito).

Ventajas y desventajas

Ahora, ¿por qué solicitar un préstamo personal puede resultar ventajoso sobre pedir uno comercial, es decir, a nombre de la empresa?

Pues, cuando se trata de pedir un capital para arrancar negocios o incluso para inyectarles flujo de dinero a empresas ya establecidas, las dificultades para que las casas prestamistas o entes bancarios lo aprueben son más grandes. En los préstamos comerciales no solo entran en juego la situación financiera del emprendedor o empresario, sino todo lo relacionado a dicho negocio: se evalúa si éste es rentable o no, si puede sostenerse en el tiempo, entre muchos otros factores.

En cambio, cuando el crédito se pide a título personal, esto puede generar ciertas ventajas en tiempo (se aprueban más rápido) y requisitos que pueden impactar positivamente a quien está buscando iniciar su negocio, pues estos préstamos pueden ser usados para lo que desee la persona, ya sea desde comprar un automóvil nuevo hasta pagar deudas o ¿por qué no? Arrancar dicho negocio.

Pero las ventajas no se limitan solo a tiempo y el nivel y cantidad de requisitos, sino a que las tasas de intereses (en cuanto al pago del crédito) suelen ser más bajos que los de préstamos comerciales, además que los avales pueden llegar a ser más flexibles dependiendo del tipo de acuerdo o contrato al que se llegue.

Sin embargo, hay algunos puntos menos positivos: la cantidad de dinero que puede solicitarse es inferior al de los créditos comerciales y terminarás teniendo deudas de tu negocio como pendientes personales. A pesar de esto, esta última arista podría no resultar tanto un inconveniente para algunos, dependiendo del grado de confianza y determinación que tengan para iniciar el negocio, además de la rentabilidad de éste. Para muchos “hay que arriesgar para ganar”.

Dónde encontrar tu préstamo personal

El mundo digital ha traído un nuevo abanico de opciones y oportunidades no solo para hacer negocios, sino para financiar dichos emprendimientos… Y de allí nace Prestamo123.es, un espacio en la red que permite encontrar fácil y rápidamente las mejores oportunidades de préstamo en España.

Con un servicio totalmente gratuito y anónimo, los interesados pueden encontrar en esta plataforma, a los mejores prestamistas de nuestro país, los cuales brindan claramente los Préstamos Personales.

Además, no solo pueden encontrarse a los mejores y más seguros proveedores de este servicio, sino que dependiendo de tus necesidades, podrás solicitar el préstamo que más se ajuste a ti en tiempo, requisitos, límite de crédito e inclusive, tasas de interés, dependiendo del plazo de pago.

Algunos de los principales requisitos que necesita cumplir cualquier individuo para solicitar un préstamo personal en España son:

  1. Ser español y residir legalmente en el país.
  2. Ser mayor de edad.
  3. Tener DNI
  4. Tener comprobante de ingresos
  5. Poseer una cuenta en alguno de los entes bancarios del país
  6. Confirmación de pertenecer o no a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef)

Otros requisitos pueden variar de acuerdo al prestamista.

Así que ahora ya no tienes excusas, si necesitas dinero para iniciar tu negocio, ahora puedes tener todos los detalles en un único sitio para que realices tu solicitud de forma fácil y rápida… ¡Y a empezar tu negocio!

Y si lo que te faltan son ideas de negocio, siempre puedes encontrar nuevas oportunidades e inspiraciones en el artículo dedicado a las ideas de negocio.

 

Compartir
Artículo anteriorClientes, de la captación a la fidelización
Consultor de Marketing Online. Ayudando a emprendedores y empresarios a mejorar sus negocios digitales desde el año 2002.

No hay comentarios

Dejar respuesta