La información global y las contenciones necesarias.

516

Las distintas dinámicas informativas que se han seguido en relación a la cobertura del desastre sucedido en Japón, nos sitúan ante cambios inherentes a la globalización que pueden provocar un cierto temor ante la sensación de alarma e inseguridad social que produce la avalancha de información y en tiempo real, procedente de los medios sociales y la interacción de las civilizaciones en el proceso informativo.

La transmisión en directo y en tiempo real confirma una máxima que siempre ha regido a la prensa; la capacidad para transmitir sensaciones y temores.

Así, tras el terremoto de Japón, nos encontramos ante un cambio en los criterios que sirven para valorar las noticias e informaciones.

Adicionalmente, los nuevos paradigmas de las redes sociales no han logrado minimizar una de las debilidades inherentes a la información; la incapacidad para mantener focos de atención en dimensión adecuada.

El terremoto de Japón desplazó casi en su totalidad a otros focos de relevancia e interés de toda índole. Así, Gadafi pudo hacer y deshacer a su antojo durante los dos o tres días que duró la información exclusiva procedente de Japón, los conflictos provocados por las tasas de desempleo, la inflación al alza y la debilidad de la reactivación económica, dejaron de ser relevantes ante la magnitud de los acontecimientos que se sucedían en la sociedad nipona.

La globalización mostraba su mayor característica y establecía un foco de atención que –por exclusión- relegaba a un segundo plano cualquier otro acontecimiento.

Estamos por lo tanto ante un escenario en el que la globalización produce una suerte de efecto de exclusión a partir de la cual si no se está en los medios, no se existe. Estamos ante una nueva dimensión, estamos ante la realidad aumentada de la nueva dimensión. Una dimensión en la que el tiempo real juega un papel de relevancia, tiempo real y facilidad de acceso que puede provocar distorsiones de la información que sigue siendo una gran debilidad.

Transitamos por un ciclo de información global y social, todos somos parte de la construcción del entramado informativo y de toda índole que se ha implantado con la eclosión de los medios sociales.

En un momento en el que hasta el buscador otrora ostentador del monopolio de la red; Google, incluye la calidad, el compromiso y la honestidad en sus parámetros destinados al posicionamiento Web, evitar las distorsiones y la invasión son medidas de contención esenciales que debe enfrentar la red en este nuevo ciclo de información global, contención necesaria para seguir apostando por la calidad y para lograr que la red sea un elemento de unión y no de exclusión.

Todo lo que sucede a nivel planetario, catástrofes naturales, crisis económica, crisis alimenticia, crisis energética, guerras en Oriente, crisis financiera… esta relacionado entre si, nos habla de sistemas agotados y de los requerimientos del nuevo ciclo hacia el que caminamos, la contención en pos de la calidad es esencial para seguir apostando por una red en la que la confianza sigue siendo la piedra filosofal que sustenta el crecimiento ilimitado.

Carolina Velasco
Experta em SEO/SEM/SMM de TecnicasMarketing.com

No hay comentarios

Dejar respuesta